Hilos Tensores

Los Hilos Tensores del Rostro:

Gracias a los grandes avances de la Medicina Estética nos permiten obtener resultados cada vez mas naturales con técnicas menos invasivas, con pequeñas intervenciones y con grandes resultados que permiten a los pacientes continuar con sus actividades habituales sociales y labores.

La cara o el cuello con arrugas envejecen nuestra imagen, a lo cual aconsejamos la técnica más revolucionaria aparecida en los últimos años los NUEVOS HILOS TENSORES DE PDO con diferentes formas de denominarlos Hilos tensores o tensores dérmicos también llamados Mini hilos o Hilos Mágicos o Hilos Japoneses que nos permiten tensar todo el ángulo del cuello y el óvalo facial sin cirugía sin efectos secundarios y de forma ambulatoria.

Indicaciones de los hilos tensores:

La aplicación de estos tensores dérmicos está indicada para el descolgamiento cutáneo de la cara es un nuevo método de reposicionamiento cutáneo a partir de la implantación de múltiples hilos de Polidioxanona que genera fibrina, fibrinógeno y colágeno a lo largo de un año aproximadamente, creando una red vectorial que actúa como soporte de los tejidos donde se aplica. Los hilos tensores aceleran la microcirculación en la zona tratada provocando la regeneración de la células y un aumento en la síntesis del colágeno de forma prolongada durante 6 – 8 meses, tiempo que tardan los hilos en ser reabsorbidos por el organismo quedando posteriormente la fibrosis creada y el efecto lifting.

Zonas de Aplicación y resultados de los hilos tensores:

A su vez actúa provocando una mayor oxigenación de la zona, lo que aporta una mayor luminosidad a la piel, mejora el aspecto de las pequeñas arrugas, los surcos nasogenianos, las comisuras labiales, arrugas de marioneta o la piel fláccida de la papada o doble mentón.
En la región frontal el tratamiento de elección será la toxina botulínica o botox. Según la técnica se implantarán en la dermis profunda con la utilización de agujas de distintos longitudes y grosores, adecuadas a cada zona y al grado de necesidad de cada paciente, produciendo el efecto lifting deseado. El número de hilos utilizados variará en función de las necesidades de cada paciente que un paciente normal podemos más o menos estimar entre 12 y 15 hilos por zona.

Técnica de Aplicación Hilos Tensores:

Si quisiéramos realizarnos un tratamiento completo facial, incluido cuello, pudiera llegar a requerir de entre 40 y 100 hilos en una sola sesión, o lo espaciaremos en diferentes sesiones y así poder incorporarnos a nuestra vida laboral y social al salir de la consulta. No necesitará un tiempo de recuperación pudiendo reincorporarse inmediatamente a su vida cotidiana.

Se aplicará fácilmente, con anestesia tópica o crioanestesia, sin hospitalización. Su aplicación es rápida (15/20 minutos), segura e indolora. No producen alergias ni rechazos, ni presentan ningún tipo de efecto colateral. En ocasiones pueden provocar un leve inflamación en la zona que remite a remite a las pocas horas.

hilos