Preguntas frecuentes

¿Qué son los implantes dentales?

Los implantes son “raíces” artificiales instaladas (implantadas) en el hueso mandibular o maxilar. Al sustituir las raíces dentales posibilita la instalación de prótesis sobre ellos, permitiendo la rehabilitación estética y funcional, además de devolver la calidad de vida social al paciente.

Los implantes dentales proporcionan confort y eficiencia en el masticado, de forma similar a los dientes naturales, siendo superior al uso de una prótesis total (dentaduras) y prótesis removibles.

En la actualidad los implantes son fabricados con titanio comercialmente puro, con biocompatibilidad realmente comprobado.

 

¿Cuáles son los beneficios de los implantes?

Los implantes pueden reponer la pérdida de un diente natural sin necesidad de descargar los dientes vecinos para la preparación de una prótesis fija o removible.

En caso de prótesis parciales removibles, ésta puede ser sustituida por prótesis fijas, sin perjuicio o sobrecarga de los dientes con soportes naturales. Esto permite un aumento considerable del tiempo de vida útil de esos dientes, ya que da una mejor distribución de la carga masticatoria entre dientes e implantes.

Además de eso, si las prótesis permanecieren estables en su posición, son eliminadas situaciones comunes como irritaciones de la gengivas, dolor e inseguridad por la falta de estabilidad y retención de las prótesis removibles parciales o totales.

Para los desdentados totales, la utilización de los implantes trae inmensos beneficios para su calidad de vida. La “dentadura” convencional a veces puede ser sustituida por prótesis fijas sobre implantes, por prótesis removibles (overdenture) que representan mejor retención y estabilidad, ofreciendo mayor confort y seguridad en su usuario.

bonifazi_implantes_dental

Por qué titanio?

Porque se trata de un metal biocompatible, o sea, que puede ser utilizado en contacto con los tejidos orgánicos sin causar reacciones adversas, permitiendo la óseo integración.

Qué es óseo integración?

Es el proceso por el cual el implante se integra en el hueso, presentándose fijo, sin movilidad o síntomas durante las fuerzas masticatorias funcionales esa integración permite a la alta taza de suceso en la rehabilitación de los pacientes. 

Finalidad

Reponer dientes ausentes con el objetivo de:

  1. Recuperar la estética y función
  2. Disminuir la sobrecarga en los dientes Remanescentes
  3. Frenar la reabsorción ósea

 

  1. Función estética y masticatoria

Sustituir los dientes ausentes o condenados y prótesis convencionales, cuando estas no corresponden las expectativas del paciente. Puede también servir de encaje para un tipo de dentadura (overdentadure), aumentando de forma notable su estabilidad de retención.

  1. Disminuir la sobrecarga en los dientes remanescentes

Los pacientes con pérdidas parciales en los dientes consiguen con la instalación de implantes en sus respectivas prótesis, armonizar su estética y función, también posibilitar un equilibrio en la distribución de las fuerzas durante la masticación.

  1. Detener la reabsorción ósea

La función del hueso maxilar y mandibular es sustentar los elementos dentarios para permitir la masticación. Una vez perdidos los dientes, ese hueso pierde su finalidad principal y pasa a ser reabsorbido por el organismo. Esa reabsorción se torna más acentuada en la mayoría de los casos por la presión de las prótesis removibles, o aun por la propia edad del paciente. Ese último factor asociado a los problemas hormonales (como osteoporosis) puede generar una pérdida en la calidad ósea.

Dentro de ese cuadro las consecuencias estéticas y funcionales pueden ser dramáticas, debilitando el paciente progresivamente.

Actualmente, existen técnicas regenerativas del hueso y biomateriales que posibilitan la recuperación anatómica de las áreas severamente reabsorbidas. Esos inciertos permiten la recuperación del paciente para que este pueda ser sometido a la colocación de los implantes dentales, con resultados mas satisfactorios.

Los implantes pueden detener ese proceso de reabsorción, que puede generar tanto problemas funcionales como psicológicos en los individuos desdentados.

Soy el candidato ideal?

– Falte uno, más de uno o hasta todos sus dientes

– Halla falta de estabilidad y retención en su prótesis removible

– Su prótesis no este confortable

– Su prótesis no sea estéticamente adecuada

– Su prótesis le deje inseguro o ya le haya causado algún problema

– Siente dificultad al masticar los alimentos

La edad no es un factor determinante para la selección del candidato ideal para instalación de implantes, por eso es recomendado no instalarlos antes de los 15-16 años de edad, antes de que el crecimiento maxilar esté completo.

Los pacientes totalmente desdentados con edad avanzada, son los más favorecidos en la implantodoncia.

 

Quién no es un buen candidato para la instalación de implantes?

Son pocas las contra-indicaciones para este tipo de tratamiento:

– Enfermedades sistémicas graves, como por ejemplo, la leucemia

– Pacientes con cáncer que están siendo tratados con radioterapia o quimioterapia, hasta que termine la terapia o su médico autorice la intervención.

– Diabetes no controlado, el paciente diabético siempre estará más expuesto a infecciones, aunque estuviese controlada, deberá ser sometido a un riguroso seguimiento pre y post-operatorio

– Pacientes psiquiátricos

– Niños o jóvenes hasta que terminen su crecimiento (15-16 años)

– Durante el embarazo (aconsejamos esperar que la futura madre de a luz)

– Fumadores en general

– Dependientes de químicos o medicamentos

 

 Es un tratamiento doloroso?

El tratamiento no es doloroso. Es simple con los nuevos avances de la tecnología podemos usar hasta sedación consiente.

 

Cuánto tiempo dura el tratamiento?

En vía de regla la fase de óseo-integración dura de 3 a 4 meses en la mandíbula y de 5 a 6 meses en el maxilar, por ser este un hueso compacto. La elaboración de la prótesis generalmente se concluye en el plazo de un mes después de la fase. Este tipo de tratamiento es relativo y específico para cada paciente.

En algunos casos el paciente puede ser rehabilitado en un plazo de hasta 6 meses, y en otros en apenas  24 hs. En este último caso, se trata de implantes de carga inmediata.

 

Existe un rechazo?

 La taza de suceso registrada actualmente para implantes dentales es superior a 95%, que vuelve la técnica muy segura y predecible. Una vez óseo-integrado, el implante correctamente instalado es la prótesis planeada, esto prácticamente elimina la posibilidad de fracasos.

Pueden haber eventuales pérdidas de implantes, no obstante, asociados a infecciones, sobrecarga prematura de los implantes, mala higienización local, o en caso de que el paciente no presente un cuadro médico favorable (como los relatos de las contra-indicaciones).

Esas pérdidas son evitadas en su mayoría por el correcto planeamiento y ejecución del caso por profesionales adecuadamente habilitados.

Los estudios de seguimiento clínico existen ya 4 décadas y los estudios con esta técnica permanecen estables con el pasar del tiempo. Por eso no debemos descartar que una buena higiene diaria y las consultas de manutención son requisitos indispensables para el buen funcionamiento de nuestra prótesis.

 Qué sucede si un implante fracasa?

 Como acabamos de comentar el porcentaje de éxito en la actualidad es superior a 95% y la técnica se encuentra en constante evolución, ha perfeccionado por un lado la parte quirúrgica y por otro mejorando la estética de las prótesis. Por tanto, nuestras estadísticas particulares van superando inclusive esos resultados. En la actualidad, si un paciente eventualmente fracasa es posible sustituirlo, resolviéndose el problema o utilizando injertos óseos que mejoren la fortaleza del implante.

 

Es caro un tratamiento de este tipo?

 No, en muchos casos el costo es inferior al tratamiento de una rehabilitación convencional, el tratamiento varia de acuerdo con el numero de implantes necesarios y el tipo de prótesis a ser rehabilitada.

El resultado obtenido dependerá no solo de la técnica, sino la calidad de los productos empleados y de la experiencia del profesional que realiza el trabajo.

No en tanto, actualmente la técnica es mucho más accesible en relación a épocas anteriores, en que la tecnología empleada era exclusivamente importada y de alto costo.

De cualquier forma, la recuperación de una fuerza de masticación satisfactoria y de una sonrisa que reintegra al paciente socialmente, hace que muchos pacientes que se someten al tratamiento afirmen que:

 

“Esta fue la mejor inversión que realicé en toda mi vida”