Sedación Conciente

¿Qué es sedación consiente o analgesia relativa?

La sedación consciente o sedación por inhalación es una técnica por la cual el paciente respira una mezcla de óxido nitroso (N2O) y oxígeno (conocido como aire feliz o gas de la risa) que rápidamente produce una agradable sensación y relajación. El Paciente permaneces consciente durante todo el tiempo. 

El objetivo no es la total eliminación del dolor (normalmente se sigue necesitando anestesia local) pero controla el miedo y la ansiedad el paciente durante el tratamiento. La cantidad e óxido nitroso se ajusta a las necesidades del paciente, y pueden variar considerablemente.

La sedación por inhalación de N”O/O2 se usa en numerosos y en los últimos veinte años se ha generalizado su uso desde la aparición de equipos especiales. No existen datos registrados sobre incidentes, debido al alto nivel de seguridad de esta técnica, así como del equipamiento utilizado.

  • Efecto dosis/respuesta controlada.
  • Total seguridad para el paciente y el profesional.
  • Fácil de administrar. 

¿En qué casos estaría indicada una sedación consciente?

Una indicación sería en aquellos pacientes que tienen miedo (o terror) a acudir a la consulta dental. En muchas ocasiones, lo que les hace ir al dentista es el dolor provocados precisamente por patologías que aparecen después de largos períodos de tiempo –en ocasiones años- sin acudir a las revisiones periódicas de carácter preventivo.

Otra indicación sería la de aquellos pacientes a los que se les va a realizar una intervención odontológica compleja (implantes múltiples, rehabilitaciones completas, injertos óseos…) Incluso en pacientes “tranquilos”, la duración de los procedimientos y la instrumentación a veces ruidosa, así como la irrigación constante con suero de la cavidad bucal, hace muy aconsejables las técnicas de sedación consciente que provoquen esa indiferencia del paciente para facilitar el trabajo del odontólogo.

Asimismo, pacientes con varios tratamientos relativamente sencillos (obturación de caries, limpiezas bucales, curetajes, endodoncias, extracciones…) que requerirían varias visitas al odontólogo pueden realizarse en una sola sesión con sedación con las ventajas en tiempo y desplazamiento que supone.

sedacion_conciente